ULTIMOS COMENTARIOS EN EL BLOG

viernes, 21 de enero de 2011

Santero ultimado

. viernes, 21 de enero de 2011

Viernes 21 de Enero del 2010. ATI­ZA­PAN DE ZA­RA­GO­ZA, ESTADO DE MÉXICO.

Tras gri­tar­le "pe­rro mal­di­to", un su­je­to ase­si­nó a que­ma­rro­pa de 3 ba­la­zos por la es­pal­da, en la mis­ma puer­ta de su do­mi­ci­lio, a un in­di­vi­duo que fue iden­ti­fi­ca­do co­mo "pa­dri­no de la san­te­ría", a quien se­gún ver­sio­nes de al­gu­nos ve­ci­nos fue a bus­car pa­ra re­cla­mar­le por­que pre­sun­ta­men­te se en­te­ró que le es­ta­ba ha­cien­do bru­je­ría.




Co­me­ti­do el ase­si­na­to, el pre­sun­to ho­mi­ci­da que lle­gó a bor­do de un au­to­mó­vil Ford Fies­ta, ne­gro, rá­pi­da­men­te su­bió a di­cho ve­hi­cu­lo pa­ra dar­se a la fu­ga a to­da ve­lo­ci­dad an­te la mi­ra­da ató­ni­ta de va­rios de los ve­ci­nos del su­pues­to san­te­ro.

Los he­chos que cos­ta­ron la vi­da de quien fue iden­ti­fi­ca­do co­mo Jor­ge Ale­jan­dro Mar­tí­nez Sán­chez, de 35 años de edad, que a de­cir de va­rios de sus ve­ci­nos era bien co­no­ci­do por­que él mis­mo pre­go­na ser "pa­dri­no de la san­te­ría" e in­clu­so da­ba "con­sul­tas" a va­rias per­so­nas que acu­dían a bus­car­los pa­ra que "las sa­na­ra de to­dos sus ma­les", se re­gis­tra­ron al fi­lo de las 17:00 ho­ras de hoy, en la mis­ma puer­ta de su do­mi­ci­lio, ubi­ca­do en ca­lle Ce­rra­da 2, nú­me­ro 2, en la Co­lo­nia La Hi­gue­ra, mu­ni­ci­pio de Ati­za­pán.

"Un hom­bre de apro­xi­ma­da­men­te 30 años de edad, del­ga­do, de 1.80 me­tros de es­ta­tu­ra y de tez blan­ca lle­gó al do­mi­ci­lio del se­ñor Jor­ge, a bor­do de un au­to­mó­vil Ford, ti­po Fies­ta, ne­gro, y to­có en va­rias oca­sio­nes a la puer­ta; cuan­do el se­ñor Jor­ge abrió, di­cho hom­bre le ma­ni­fes­tó, 'pe­rro mal­di­to, ya me en­te­ré que me es­tas ha­cien­do bru­je­ría' y en ese mo­men­to sor­pre­si­va­men­te sa­có de en­tre sus ro­pas una pis­to­la pa­ra ase­si­nar­lo a ba­la­zos", di­jo un ni­ño de 11 años de edad que fue tes­ti­go pre­sen­cial del ase­si­na­to.

El sor­pren­di­do y asus­ta­do ni­ño, re­ve­ló a la po­li­cía que cuan­do el aho­ra oc­ci­so se dio cuen­ta que su ver­du­go sa­có la pis­to­la y que lo iba a ma­tar, en un ins­tin­to de so­bre­vi­ven­cia co­rrió con la in­ten­ción de es­ca­par; sin em­bar­go, no lle­gó muy le­jos, pues me­tros ade­lan­te ca­yó ca­si ins­tan­tá­nea­men­te muer­to con tres ba­la­zos en la es­pal­da.



LO TENIA EMBRUJADO



Des­pués de que pri­vó de la vi­da al su­pues­to san­te­ro, el pre­sun­to ho­mi­ci­da que se mos­tra­ba su­ma­men­te en­fu­re­ci­do, pe­ro a la vez com­pla­ci­do por ha­ber ase­si­na­do al que su­pues­ta­men­te lo te­nía "em­bru­ja­do", pis­to­la en ma­no se abrió pa­so y tras mi­rar de ma­ne­ra re­ta­do­ra a va­rios de los ve­ci­nos, su­bió a su au­to pa­ra dar­se a la fu­ga a to­da ve­lo­ci­dad y per­der­se en­tre las ca­lles del lu­gar, sin que has­ta el mo­men­to la Po­li­cía Ju­di­cial se­pa na­da de su iden­ti­dad.

Pos­te­rior­men­te, cuan­do los ve­ci­nos se per­ca­ta­ron que el su­pues­to san­te­ro ago­ni­za­ba rá­pi­da­men­te pi­die­ron la in­ter­ven­ción de una am­bu­lan­cia pa­ra que re­ci­bie­ra aten­ción mé­di­ca; sin em­bar­go, al mo­men­to en que los tri­pu­lan­tes de la am­bu­lan­cia PC-47 de Pro­tec­ción Ci­vil arri­ba­ron a la es­ce­na del cri­men y tra­ta­ron de au­xi­liar al ba­lea­do, de­ter­mi­na­ron que ya no ha­bía na­da qué ha­cer, pues és­te ya es­ta­ba muer­to.

Más tar­de, cuan­do tu­vie­ron co­no­ci­mien­to de los he­chos, ele­men­tos de la Po­li­cía Mu­ni­ci­pal se pre­sen­ta­ron en el lu­gar y al ob­te­ner las ca­rac­te­rís­ti­cas del au­to en que ha­bía es­ca­pa­do el pre­sun­to ho­mi­ci­da, im­ple­men­ta­ron un fuer­te ope­ra­ti­vo en to­da la zo­na, a fin de ubi­car­lo y de­te­ner­lo, pe­ro no tu­vie­ron suer­te, pues lo­gró es­ca­par sin de­jar pis­tas de su pa­ra­de­ro.

Con ba­se en los tes­ti­mo­nios y la me­dia fi­lia­ción que pro­por­cio­na­ron del pre­sun­to ho­mi­ci­da los ve­ci­nos y el ni­ño que pre­sen­ció el cri­men, ele­men­tos de la Po­li­cía Ju­di­cial, en un in­ten­to por acla­rar el cri­men y lo­grar la iden­ti­fi­ca­ción, ubi­ca­ción y cap­tu­rar del pre­sun­to ase­si­no ya ini­cia­ron con las in­ves­ti­ga­cio­nes co­rres­pon­dien­tes.


FUENTE:
http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n1932325.htm


ESTO QUE HAS VISTO,  DIFUNDELO.....

0 comentarios :

Publicar un comentario


VISITAS EN LINEA

LO MAS VISITADO DE LA SEMANA PASADA