ULTIMOS COMENTARIOS EN EL BLOG

martes, 14 de enero de 2014

Todo un reto para la Iglesia inculcar los valores morales a las nuevas generaciones

. martes, 14 de enero de 2014

La Iglesia Católica ha buscado siempre ayudar a solucionar los problemas del país, como es el caso de la educación, pero sobre todo orientando adecuadamente a las nuevas generaciones, como son los casos de niños, adolescentes y jóvenes, particularmente en transmitirles valores morales y profundamente humanos.


MARTIN BARBERENA CRUZ es uno de los candidatos a Ombudsman que expuso su programa de trabajo en el Foro de Consulta Pública organizado por la Comisión Parlamentaria de Derechos Humanos.


Mario Mora Legaspi. Aguascalientes, Ags., (OEM-Informex).-

Para la Iglesia Católica es todo un reto inculcar los valores morales a las nuevas generaciones, particularmente a los niños, adolescentes y jóvenes, pero sobre todo participar en su formación educativa para hacerlos hombres y mujeres de bien, sostuvo ayer el portavoz de la Diócesis de Aguascalientes, sacerdote Carlos Alberto Alvarado Quezada.

En conferencia de prensa, en ausencia del Obispo José María de la Torre Martín, sostuvo que la niñez de ahora tiene un coeficiente intelectual muy avanzado. Incluso hacen preguntas muy adelantadas a su pensamiento infantil tanto a sus padres de familia y demás parientes, como a los propios maestros, que van desde orden, seguridad y hasta sexualidad.

En este sentido, apuntó que es todo un reto para la Iglesia Católica educar a las nuevas generaciones en valores. La sociedad de hoy carece de valores morales suficientes para hacer frente a los retos que se presentan y por ello existe un relajamiento social.

Los miembros de la Iglesia, como son los jerarcas religiosos, sacerdotes, religiosos y religiosas, deben estar preparados pedagógicamente para enseñar a los niños, adolescente y jóvenes a comprender el mundo actual a la luz del Evangelio, sostuvo Alvarado Quezada.

Incluso los colegios particulares que promueven y divulgan la religión católica están trabajando activamente en talleres y cursos de capacitación, así como en redes sociales, con objeto de prevenir sobre vicios, patologías y peligros que rodean a las nuevas generaciones, enfatizó el Coordinador de Comunicación Diocesana.

La Iglesia católica debe ayudar en los problemas más íntimos de un país, como es el caso de la educación en México, pero siempre respetando el que sea laica y sin interferir en la educación pública en el país.

Enseguida habló de lo que, dijo, es la visión interesante de la Iglesia y los obispos mexicanos, sobre la educación, señalando que si bien no es el único problema que tiene el país, sí toca a todos los demás.

Manifestó que la contribución que hace la Iglesia Católica en el tema es sólo ayudar a los que trabajan en el tema de la educación, para que sean mejores educandos, ya que si ellos quieren fomentar los valores que tiene la Iglesia, lo pueden hacer.

'Es importante mencionar que no se trata de una obligación, sino sólo de un llamada a las buenas voluntades, de que si desean incluir los valores de la Iglesia lo puedan hacer, no podemos intervenir en la educación pública, porque es laica y la Iglesia católica no quiere violar la ley de este país, porque se trata de un valor que tiene la sociedad', apuntó.

Señaló que el papel como Iglesia es el de presentar una propuesta, porque la sociedad es múltiple, aunque está reconocida la importancia que ésta tiene entre los mexicanos; sin embargo, aseveró, la laicidad es un valor de la sociedad mexicana, porque la libertad religiosa es un derecho humano.

 Fuente: http://www.oem.com.mx/elsoldelcentro/notas/n3256165.htm



0 comentarios :

Publicar un comentario


VISITAS EN LINEA

LO MAS VISITADO DE LA SEMANA PASADA